RINCÓN del TIBET

Lo que intentas evitar es lo que atraes a tu vida

evitar

Atraes a tu vida lo que intentas evitar

Debe llamarnos la atención cómo están relacionados nuestros pensamientos con lo que efectivamente obtenemos en la vida. Cómo nos comportamos y cómo se comporta nuestro entorno ante lo que pasa por nuestra mente.

La mayoría de la veces por evitar o resistirnos a algo que no deseamos que se manifieste en nuestras vidas, le dedicamos tanta energía en nuestros pensamientos, que es justo aquello lo que queremos controlar lo que nos termina por controlarnos a nosotros y lamentablemente manifestándose en nuestras vidas.

El poder del pensamiento es inimaginable, por eso debemos estar atentos a ellos y no permitirles que nos saboteen la vida. Cuando deseamos evitar algo, tenemos que tratar de no pensar en ello, sino más bien en lo contrario, si estamos preocupados por ejemplo por nuestras deudas, debemos procurar pensar en la abundancia en nuestra vidas, pensar en las situaciones que hemos superado exitosamente, en nuestras capacidades para producir más dinero y no centrarnos en pensamientos como: No tendré cómo pagar la renta, no tengo dinero para cubrir mis compromisos, etc…

Tampoco se trata de estar atentos y cuando sintamos rondar un pensamiento negativo darle un paraguazo para arriarlo lejos, porque los pensamiento tienen una manera particular de actuar, mientras más fuerte es nuestra reacción emocional, más se adhieren y al tratar de expulsarlos la fuerza de rebote es mayor a la inicial.

Se trata de dejarlos pasar, no prestarles mucha atención o bien ponerlos al descubierto: ahí está otra vez ese pensamiento de que me quedaré en la calle y haré una choza en plena avenida si no consigo solventar mi economía, inclusive podemos reírnos de él, sin darle mayor importancia, sin identificarnos, así le restamos poder y la posibilidad de que traiga a otros pensamientos de la misma índole a nuestra mente.

 

La catástrofe que tanto te preocupa, a menudo resulta ser menos horrible en la realidad, de lo que fue en tu imaginación. ― Wayne W. Dyer

 

Cada vez que debilitamos un pensamiento su frecuencia de visita se distanciará en tiempo, hasta que ya no ronde por nuestra mente. En paralelo tratamos de pensar siempre en positivo, esto nos hará cambiar de actitud, cambiar de norte y vibrar en una energía diferente, atrayendo a nuestras vidas aquello que predomine en nuestra mente, viviendo acorde a lo que está en nuestro interior.

Así que, dejemos de preocuparnos, de resistirnos, de rechazar, de evitar, centrémonos en lo opuesto, en lo que sí queremos, demos atención a aquello que nos satisface, que deseamos, que nos sabemos capaces y esa será la manera más efectiva de evitar lo que no deseamos en nuestra vida.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda