RINCÓN del TIBET

La belleza está en quien la mira, incluso si se ve el dolor

la belleza esta

La belleza está en quien la mira, incluso cuando miramos de frente al dolor

Cuando hablamos de belleza ante el dolor, puede resultarnos un tanto incongruente y disociado con lo que podemos apreciar en situaciones que preferiríamos evitar, pero aun así esto no quiere decir que la belleza esta ausente en esos momentos terribles, que a todos nos toca enfrentar alguna vez en la vida.

Mira dos veces para ver lo justo. No mires más que una vez para ver lo bello. Henry F. Amiel

La belleza está en cada detalle de la vida, y que la ignoremos no la hace desaparecer, existe, más allá de cualquier concepto que se tenga de la belleza y su expresión, no obedece a algo o a alguien, no se acepta o se practica, simplemente se nota o no y cuando nuestro corazón sufre, solemos negar la razón y oscurecer el pensamiento.

Pudiera parecer un romanticismo, pero hagamos la prueba en nuestra propia y obvia existencia, con lo que amamos y odiamos, con lo que ganamos y perdemos, todo obedece a un tiempo y a un espacio, solo sucede, ahora, luego o nunca, pero mientras nuestra vida transcurre, todo lo demás sigue allí, afuera, latente, imperceptible ante nuestros ojos y parte de nuestro dolor.

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla. Confucio

Quizá cada quien tenga una apreciación distinta y diversa de lo bello, pero lo cierto es que nadie abraza la verdad, solo su verdad única, pero más allá de cualquier creencia, fe, esperanza o filosofía de vida, la belleza está en todo, como el amor, que nos atraviesa y que es imposible de esquivar.

Podemos escapar de muchas cosas, sentir deseos de desaparecer en muchas ocasiones, pero la vida continúa, avanza, transcurre, con toda su majestad y su hermosura. Aunque no podamos notarlo, por nuestras penas, por las tormentas que atravesamos, la belleza está presente, existe, sutil e imponente, incomprensible ante nuestro sufrimiento y esperando pacientemente que aprendamos a apreciarla, esperando aliviar nuestra pena.

Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso. Jorge Luis Borges

Cuando las cosas llegan de manera inesperada, nos sorprenden grata o ingratamente, pero si logramos ver más allá, podremos admirar en ella lo que con los ojos del ego jamás podríamos, la perfección y el sentido pleno de la vida, quizás no en el preciso momento de la turbulencia, cada quien llega a su tiempo…

Nada se nos oculta, nada es fenomenal como preferimos pensar, por el contrario, todo es tan evidente en este universo, que somos incapaces de verlo.

Por: Marvi Martínez

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda