Amo a las personas que en sí mismas son buenas noticias…

En la vida nos rodeamos de todo tipo de personas, buenas, malas quizás, acertadas e inciertas, con intenciones claras y con percepciones turbias, sea cual sea el caso, estas personas forman parte de nuestras vidas, cada una asumiendo un rol, que le damos nosotros mismos, porque la importancia de lo que representan en nuestras vidas, suele ser concedida por el efecto que causan en nuestra vida.

Cada ser tiene una y muchas virtudes, también evidentemente están llenos de defectos, es parte de nuestra humanidad, si embargo, existen ese tipo de personas que suelen acercarse a nuestras vidas de manera intermitente, esporádica, incluso puede decirse que hasta casual y siempre sorprendentemente están repletos de buenas noticias, de esa alegría que contagia, que enciende y que se trasmite de manera inmediata, esas personas que te dibujan sonrisas una y otra vez y aún cuando se distancian, tu pensamiento suele acompañarlas por largo tiempo por la felicidad que te dejaron.

personas

La energía de la mente es la esencia de la vida. Benjamin Franklin

 

Estas son las personas de las que siempre queremos rodearnos, aquellas que nos dan instantes de seguridad, serenidad, dicha, locura, intensidad, esas personas que en sí mismas, en sus rostros, en la transparencia de sus miradas, en sus palabras y en sus ideas, conllevan siempre buenas noticias, alegría, pasión, contagio de vida y de luz cada nuevo día.

Es inevitable que en la vida siempre tengamos momentos de tristeza, no siempre las cosas suelen marchar como lo deseamos, pero incluso en estos momentos, existen seres maravillosos que albergan dicha, que sacan bien del mal y del mal el menos, que viven para hacerlo valer y así cada encuentro representa un cúmulo de buenas noticias, es inevitable, aunque nos preguntemos como en determinadas circunstancias pueden mantener ese brillo, es innato, porque al mal tiempo no solo le ofrecen buena cara, sino que suelen darle prisa.

positiva

La energía y persistencia conquistan todas las cosas. Benjamin Franklin

 

Aprender de estos seres, que son bálsamos en la vida, es el cometido, aprovechar las oportunidades que tenemos de acercarnos, de contagiarnos, de escuchar realmente lo que tienen que decirnos, de lo que nos ofrecen y de lo que nos brindan, pues nunca esperan nada a cambio, los comentarios inciertos y destructivos rebotan de estas personas, no se hacen eco de chismes, no son cómplices de injusticias y nunca para ellas nada resulta ser realmente grave, tan malo o sin solución alguna, siempre existe para ellas las buenas noticias, porque ellas mismas lo representan con tan sólo su actitud.

Debemos aprender de todo en la vida, de allí que vivamos tantas y tan diversas experiencias, que aprendamos a reír, a llorar y a motivarnos constantemente, que la voluntad se haga parte importante de nuestra vida, que las razones de vivir siempre superen las desesperaciones, disfrutar cada etapa, cada situación, permitiéndonos tener la claridad de apreciar lo que está sucediendo, llenarnos inevitablemente de buenas noticias, rodearnos de personas positivas, que impulsan, que alientan, pero no de manera superficial, no desde la deshonestidad, sino desde el ser, desde su propio ser, desde lo que irradian y lo que son capaces de transmitir.

cielo

La actitud es una cosa pequeña que marca una gran diferencia. Winston Churchill

 

Conviértete tu mismo en un ser repleto de buenas noticias, puedes simplemente serlo para alguien más, siempre existirá el momento oportuno, siempre podemos dejar de desear ser para simplemente ser, convertirnos en aquello que tanto anhelamos y que queremos en nuestra vida, paciencia, perseverancia, voluntad, apremio, entereza…pero especialmente la capacidad de amar y ser amados cada nuevo amanecer.

 

También te invitamos a visitar:

Las emociones positivas son el mejor arma contra la adversidad

9 secretos de las personas que transmiten energía positiva

Me gustan las personas que sin pedir permiso tocan mi alma

Quien se siente completo, no va por la vida buscando mitades