RINCÓN del TIBET

Amar se trata comprender, no solo de querer …

comprender

Amar no se trata solo de querer, sino de comprender…

Enamorarnos es uno de los sucesos que más solemos experimentar a lo largo de nuestra vida, amar a los seres más cercanos, familiares, hijos, parejas, es un acto pleno y natural del ser humano, de hecho nunca sabemos realmente hasta donde somos capaces de llegar por amor, que sacrificios podemos hacer y hasta que punto podemos tolerar en nombre del amor.

Sin embargo, amar no solo consiste en el acto natural del placer y la entrega, no parte únicamente del sentimiento, del querer, de la emoción y la sensación, conlleva un ingrediente muy importante que si no permanece a lo largo de ese amor, simplemente todo termina tarde o temprano, se trata de comprensión.

Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación. Proverbio árabe

 

El comprender lleva implícitamente la tolerancia, cuando amamos siempre esperamos algo, tememos ser decepcionados o defraudados, amamos con todo nuestro ser y cualquier acto de la persona que amamos, tiene una gran influencia en nuestra vida, para bien o para mal, puede desequilibrarnos o mantenernos equilibrados, el caso es que al amor le son inherentes muchos sentimientos y debe ser la comprensión uno de los principales, especialmente si deseamos mantener una relación serena y sincera, sin prejuicios y sin acusaciones.

La vida en pareja puede resultar bastante complicada, siempre enaltecemos lo bueno y lo maravillosos de vivir con alguien, sin embargo, también existen varios aspectos que si no son equilibrados pueden llevar cualquier relación al fracaso.

La flexibilidad de parte de ambas personas en una relación, es una condición casi obligatoria, lo que significa comprensión, tolerancia, calma y serenidad, dar paso natural a cada circunstancia sin ponerle más ni menos, simplemente dejarse fluir con los matices de la relación, con las maneras, con las razones, con los hábitos y las costumbres y tratar de comprender desde la perspectiva del otro, siempre colocarse en su lugar antes de emitir cualquier juicio, no se trata de complacencia, se trata de abandonar el egoísmo por visualizarnos realmente con el ser que amamos y lograr conjugar nuestras vidas.

Si de veras llegásemos a poder comprender, ya no podríamos juzgar. André Malraux

 

El querer por si solo nunca resulta suficiente, cada detalle a considerar en el amor, puede tener una gran contribución en el éxito o fracaso del amor, no solo en las relaciones de parejas, se trata de todas las relaciones que desarrollamos a lo largo de nuestra vida, comprender proyecta la simplicidad y la humildad de tener la capacidad de ser compasivo, de no cerrarse al entendimiento y de saber escuchar y siempre dar oportunidad al otro de expresarse.

Muchas relaciones sucumben por falta de comprensión y aunque el amor se desbordaba, no pudieron o no supieron tolerar el avance, abandonar el egoísmo y dejarse llevar por la sencillez de ser humanos, de ser menos exigentes, más flexibles, más tolerantes, ver las cosas con un poco más de humor, con más sonrisas y menos entrecejos fruncidos.

Cuando no comprendemos una cosa, es preciso declararla absurda o superior a nuestra inteligencia, y generalmente, se adopta la primera determinación. Concepción Arenal

 

Ama, con verdad, con pasión y entrega, pero especialmente con comprensión, con tolerancia y con aceptación, de esto depende el sabio avance de cada fase de las relaciones, libérate y disfruta de cada una de ellas.

 

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda