Algunas claves para vivir realmente feliz…

La mayoría de las personas sabemos básicamente que necesitamos para ser felices, sin embargo, nos tomamos muy poco tiempo para realmente aplicar ciertas reglas básicas, que nos permitan vivir tranquilos y sin preocupaciones innecesarias.

Sabemos perfectamente que existen muchas situaciones que no podemos controlar, las leyes fatales de cuando en cuando aparecen en nuestra vida y ocurren cosas, que innegablemente nos causan dolor y sufrimiento, sin embargo, si sabemos mantenernos atentos y alertas ante lo que representa realmente la vida, podremos incluso afrontar con entereza estas situaciones.

privacidad

En primer lugar, vive el presente, no trates inútilmente de cambiar el pasado ni de predecir el futuro, vive el ahora, este es tu momento, cada instante, cada segundo que pasa en tu vida y que ocurre vida frente a tus ojos.

Los niños no tienen pasado ni futuro, por eso gozan del presente, cosa que rara vez nos ocurre a nosotros. Jean de la Bruyere

 

Evita los apegos innecesarios, los apegos en la vida sólo nos causan temores, preocupaciones y una situación de angustia permanente que no tenemos por que vivir, despréndete de las cosas y aprende a valorar aquello que realmente lo merece y que podemos preservar siempre.

apegos

La causa no está en los reclamos del mundo exterior, sino en mi apego, o mi compromiso con estos reclamos. Mario Levrero

 

Saca de tu vida todo aquello tóxico y nocivo, desde las personas y los objetos, los pensamientos y los comentarios negativos, no te hagas cómplice de ninguna situación destructiva y verás como tu vida comienza depurarse.

Ámate profundamente cada nuevo día, dedícate el tiempo que te mereces, no vivas de las críticas y de los juicios de las personas, busca tu propia felicidad, tu paz y tu equilibrio interior, no busques en lo externo lo que vive dentro de ti.

serenidad

No hagas daño a nadie, no lastimes a las personas, no atropelles a la gente ni te conviertas en una negativa negativa para los demás, haz bien sin importar a quién  recuerda que en el camino siempre nos volvemos a encontrar.

Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible. Mahatma Gandhi

 

Y finalmente, que tu mejor cara siempre sea una sonrisa, mantén siempre reservas con tus situaciones, no hables constantemente de tu vida privada, guarda tus problemas y tus alegrías para ti y que los demás siempre vean en ti, una gran sonrisa, la sonrisa de tu alma, todo aquel que te ame con pureza sabrá disfrutar tus logros con tan sólo una mirada, la felicidad y el éxito no hay que vivirlo gritando pues del alardeo solo queda el mal sabor de los pensamientos mal intencionados que suele atraer esa actitud.

Mejor mantener la debida intimidad ante nuestra vida y saber interiorizar cada paso dado.

 

También te invitamos a visitar:

Optimismo inteligente: Ser feliz de una manera incomprensible

La sensación de que te falta algo para ser feliz

Entre tener razón y ser feliz, elijo ser feliz

Ser feliz y complacer a todos no resulta compatible