RINCÓN del TIBET

9 consejos para hacer de la meditación un hábito.

9 consejos para hacer de la meditación un hábito.

1) Admira a los grandes meditadores.

Conoce a los grandes meditadores y fíjate en la tranquilidad que tienen. Cómo dominan cada movimiento, cada palabra, cada estado emocional a su antojo. Te servirá de motivación porque estoy seguro de que quieres convertirte en una persona que tienes un autocontrol absoluto de tu persona.

 

2) Elige un momento del día.
Te recomiendo que sea a la mañana: recién levantado, después de desayunar o antes de salir de casa. La meditación te recarga las pilas, te induce en un estado de trance muy beneficioso para afrontar tu día a día.

Elige una hora y comprométete a practicar un poco de meditación todos los días. Siendo constante con esta práctica empezarás a notar los beneficios de la meditación. Es una cuestión de compromiso.

 

3) ¿Cuánto tiempo necesitamos para crear un hábito?

¿Cuánto tiempo se tarda en crear un nuevo hábito? Las estimaciones varían porque depende de cada persona y del hábito que intentemos crear. Para hacer de la meditación un hábito se necesita de uno o dos meses de práctica regular. La buena noticia es que ya hay cambios mensurables en el cerebro después de sólo dos semanas de practica.

 

4) Convertirse en la excepción.

Ten en cuenta que la tasa de deserción entre los meditadores nuevos es alta en las academias especializadas, sólo dos de cada diez siguen con esta práctica después de un año. ¿Estás dispuestos a ser la excepción?

 

5) Sé realista.

Sé realista con tus expectativas sobre la meditación. Por ejemplo, no esperes obtener un efecto tan brusco como quien se toma una pastilla (aunque es posible obtener un efecto parecido). Recuerda que para que se obtengan los cambios necesarios en tu cerebro se necesita tiempo.

 

6) Empieza poco a poco.

Los cambios en el cerebro se pueden producir con tan sólo tres minutos de meditación de atención plena al día. A menudo recomiendan comenzar con cinco minutos al día y subir hasta veinte si ves que eres constante y lo estás haciendo bien.

 

7) Disfruta.

Es muy importante asociar placer con la meditación. De esta forma nos costará cada vez menos buscar nuestro particular momento de meditación.

 

8) No hagas demasiados preparativos.

Sólo necesitas bajar un poco la persiana y un poco de silencio, te pueden ayudar unos tapones. Tan sencillo como eso.

 

9) Aprende los conceptos básicos.

Cuando estás empezando puede ser útil comenzar con una guía de meditación, hay muchos buenos recursos para esto en internet así como meditaciones guiadas de gente experta. Estos recursos deben ser eventuales para así poder cumplir el consejo nº8. Una vez que aprendas a meditar yo recomiendo alejarse de la meditación guiada.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda