El estrés es uno de los problemas más frecuentes en nuestra era moderna. Todo el mundo se queja del estrés, pero, ¿qué es el estrés?

El estrés ocurre cuando tu mente se resiste a lo que es

El estrés es un estado mental, que está pensando en forma continua en algo que no puede cambiar, es cuando la mente se resiste a lo que es. Por eso es importante soltar, fluir, aceptar y cambiar lo que no nos gusta.

Hoy te contaremos cómo vivir sin estrés con éstas 5 prácticas.

Cómo vivir sin Estrés

manejo-del-estres

  1. Que todo congenie en tu vida

Lo que más estrés produce, es el trabajo ¿verdad? O los estudios, o las obligaciones de cualquier tipo. Esto es porque no queremos estar allí, porque nos obligamos y nuestro ser quiere estar en otro lado.

Esto no quiere decir que tienes que dejar todo para vivir sin estrés. Sino que tienes que hacer que todo congenie en tu vida.

Si te agobian tus actividades rutinarias, trata de buscar un escape. Acércate a un parque, trata de tomar un tiempo para ti, haz ejercicio, conéctate con lo que te gusta. Si logras sacar tu energía creativa y disfrutar de lo que te gusta, verás cómo las actividades diarias te producen menos estrés.

Si sales de la oficina de mal humor, llega a tu casa, crea un lugar de confort para ti, pon una música relájate (o incluso la música que más te vibre) y comienza a hacer respiraciones hondas. Suelta todos los pensamientos negativos. Di adiós a lo que te estresa, déjalo ir, no lo cargues.

  1. Tómate unas vacaciones desintoxicantes

Un corte de la rutina siempre viene bien. Pero no vayas de paseo a ciudades grandes. Sino que busca lugares naturales, dónde puedas conectarte con la naturaleza. Ve al campo y disfruta de un fin de semana de relajación total.

Tú te mereces un tiempo para ti, no te sientas mal por dejar las cosas que te atan. Si tú no estás bien, no podrás estar bien ni para los demás ni para las cosas que necesites hacer.

Así que decide por tomarte un fin de semana cerca del mar, de la playa, del campo o del lugar que más tranquilidad de inspire. Relájate, respira aire puro y disfruta de no hacer nada.

salir-del-estres

  1. ¡A ordenar!

¿Sabías que el desorden produce estrés? No hay nada más estresante que un lugar dónde no tienes el control o ves todo hecho un desorden.

Así que tomate el tiempo necesario y comienza a ordenar todo tu entorno. Limpia tu casa, libérate de la pelusa y comienza a organizar tus cosas.

Estar en un ambiente ordenado, da la sensación de expansión y amplitud. Cuando sientes que tienes un espacio para crecer, puedes relajarte y así aliviar el estrés.

Aunque no lo creas, un espacio bien ordenado, te ayudará a bajar el estrés. Si vives en el caos, no lograrás calmarte, aunque te hayas ido a esas queridas vacaciones en medio del campo.

  1. Ten encuentros contigo mismo

Dedícate un tiempo a estar en silencio contigo mismo. Esto puede ser meditando al menos 30 minutos al día, o a través del arte. Puede ser pintando, bailando, con la música, escribiendo o con lo que más te guste.

No tienes que ser un artista, se basa en dedicarte un tiempo a ti mismo, haciendo lo que te gusta.

¡Deja salir la creatividad que hay en ti!

  1. Aprende a decir NO

Es muy sano decir NO. Es un freno que ponemos a nuestro exterior y es necesario. Cuando te cargas con cosas que no quieres hacer o no puedes hacer, es que viene el estrés. Porque no estás haciendo más que sobrecargarte a ti mismo.

No te preocupes por lo que “deberías hacer”, simplemente di que NO a lo que no quieres o no puedes hacer. No te preocupes en la opinión de los demás, sino que enfócate en lograr tu felicidad y tu bienestar.

El estrés puede privarte de la oportunidad de ser feliz.

Comienza a vivir sin estrés, abraza la vida y libérate de lo que no te haga feliz.