Me encanta la gente en quien realmente se puede confiar

Es bien sabido que la confianza se gana, es difícil de sembrar y muy frágil para desvanecerse, tan frágil, que una vez resquebrajada difícilmente puede recuperarse.

Amar

Se necesitan 20 años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla. Warren Buffett

Sin embargo, confiar en los demás es una parte vital para desarrollarnos, no por un tema social, sino por la necesidad innata del ser humano, de sentirse capaz de delegar en otros lo que le resulta importante, de desahogar sus penas, de recurrir a alguien, de compartir sus cargas y de sentirse respaldado, indudablemente, la confianza no nace de la nada y no es garantía que jamás lleguen a burlar nuestra confianza en alguien más, pero si algo es real, es la necesidad humana de creer en alguien.

Todos pasamos por momentos duros en la vida, enfrentamos fracasos y penas, nos ponemos de pie, pues es menester seguir adelante, pero en compañía de alguien más siempre es más llevadero, incluso podemos llegar a ver la solución en situaciones de confusión plena, pues un enfoque fresco y sereno siempre es útil.

Inocencia

Necesitamos gente en nuestras vidas con quien podamos ser lo más sinceros posible. Tener conversaciones reales con las personas parece ser una propuesta tan simple y obvia, pero implica coraje y riesgo. Thomas Moore

Por las experiencias de la vida, solemos cerrar muchas puertas, en lugar de tender nuevos puentes, perdemos la credulidad, o terminamos creyendo en todo, el caos puede manifestarse de muchas maneras y no siempre es visible, pero independientemente de lo que nos toque vivir, de cuan duros nos hagamos la coraza, todos necesitamos esa persona en quien confiar ante todo en la vida.

La confianza es algo que tenemos que ganarnos con el tiempo; no podemos obligar a nadie a confiar en alguien que no es digno de ello. Sólo la honestidad, el respeto y el cariño pueden hacer que surja una relación de verdadera confianza entre dos personas.

Confiar

La confianza es como la presión sanguínea. Es silenciosa, vital para la salud, y si se abusa de ella puede ser mortal. Frank Sonnenberg

Lo más importante es saber poner límites y no excedernos ni en la confianza que damos ni en la que depositamos en los demás, para ello, podemos seguir algunas orientaciones, como que es preferible pensar bien de todo el mundo hasta que nos demuestren lo contrario.

Por otra parte, debemos tener visión periférica, pero dejando de lado las emociones, así aprenderemos a entender el lenguaje corporal de las personas y es menester no idealizar a las personas, no pienses que los demás harán lo que tú quieres o como tú lo entiendes. Lo mejor es hablar siempre claro respecto a lo que pretendes de una tarea o relación.

Recuerda que no es posible vivir sin confiar en la gente, debido a que, salvo contadas excepciones, estar solos dificulta desarrollarse en cualquier entorno.

Dependemos de otros, pero no de su ignorancia, ni de la propia, por lo que procurar la honestidad con los demás es una clave en las relaciones personales.

También te invitamos a visitar:

Inspiramos confianza cuando las acciones secundan nuestras palabras

La mejor tabla de salvación ante las adversidades es la confianza en que todo ocurre para bien

La desconfianza en la relación de pareja

La confianza se gana subiendo por las escaleras y se pierde bajando por el ascensor