Evitar los conflictos externos sólo genera conflictos internos…

Es común escuchar de muchas personas, que los mejores problemas son los que se evitan, que no tiene ningún sentido vivir conflictuado, ni envuelto en situaciones que nos degasten energéticamente, y esto es realmente cierto, sin embargo, esto no debe significar que debemos reprimir aquellos sentimientos que realmente nos generan conflictos, más los reprimimos para no evidenciar ese conflicto que nos surge internamente.

Manifestar las emociones que se nos presentan, es parte del proceso de aceptación de nuestra vida, negarlas no las va a hacer desaparecer, no van a dejar de existir, las cosas no desaparecen porque nos neguemos a verlas, existe una realidad palpable y las emociones se activan a través de los sentimientos.

soledad

Prefiero la emoción a las reglas correctas. Juan Gris

 

Las relaciones suelen ser complejas, las emociones nos generan desequilibrios y también pueden llegar a convertirse en nuestras columnas de acción, pero debemos aprender a manifestarlas, pues son parte de nuestra vida y lidiar con ellos debe ser una actitud natural y consciente.

Pretender evitar todo conflicto externo, por no tener que enfrentar situaciones que preferimos mantener aisladas, no significa que la emoción no se levante en algún momento, de manera que lo que hacemos es desplazar el momento, evitarlo, alejarlo de la realidad, pero el sentimiento se mantiene y el conflicto se transfiere a nuestro interior.

Los conflictos internos de nuestra vida, tiene que ver directamente con las cosas, situaciones, emociones y pensamientos que podemos o no manifestar, en la capacidad de enfrentar los escenarios que se nos presentan y en la manera en que logramos trascenderlos, si no desarrollamos la capacidad de poder decir lo que sentimos y pensamos, nos vamos envenenando internamente, nuestros pensamientos se contaminan y nuestra tranquilidad se ve opacada por la expectativa, las dudas, los temores y la incertidumbre de lidiar con esa emoción no expresada.

tristeza

Después de todo, la pintura se ha de hacer tal como uno es. Juan Gris

 

Evidentemente debemos aprender a controlar nuestras emociones y las maneras de expresarlas, pues será la mejor garantía de que nuestra paz interior se mantenga equilibrada, pues no es precisamente no exteriorizando las emociones lo que evitará el conflicto, quizás pueda ahorrarnos un momento desagradable, pero internamente el conflicto se mantendrá, generando además pensamientos destructivos por las palabras no dichas.

Aprender a controlar las emociones y a manifestarlas de manera adecuada, en el momento oportuno y en las mejores condiciones, independientemente de las reacciones que podamos generar, es la manera más sensata de enfrentar lo que sentimos, porque evidentemente cuando se nos presenta un conflicto externo, se vincula directamente con una emoción interna latente, pues de lo contrario, la situación externa no se transformaría en conflicto.

pensamiento

Tú has creado las condiciones del conflicto. Yasmina Reza

 

Manifestar nuestras emociones, resolver los conflictos externos, lidiar con nuestras emociones de manera madura y sabia, es la mejor manera de resolver los conflictos internos y no alimentarlos de manera inconsciente.

 

También te invitamos a visitar: