¿El universo conspira a tu favor o en tu contra?

 “Deséalo tanto que la vida no lo quede más remedio que dártelo”

 

Ciertamente podemos llevar alguna de las dos tendencias referidas en el título o bien, pensar que ni lo uno ni lo otro, que ninguna fuerza externa a nosotros tiene el alcance de influenciar positiva o negativamente nuestras vidas.

Ante no poder comprobar teoría alguna, siempre será mejor irnos por aquella opción que nos haga sentir mejor emocional, anímica y mentalmente. Me imagino que en algún momento han pensado en algo que quieren alcanzar en sus vidas, si hacemos una retrospección, seguramente vamos a coincidir que una actitud positiva ante la posibilidad de alcanzar lo deseado, nos hace sentirnos mejor, la seguridad de que podemos, de que tenemos las herramientas, de que estamos a tiempo, nos hace sentirnos confiados, agradados con la idea y casi poder imaginar aquello tangible en nuestra mente.

Universos-paralelos-un-viaje-a-la-realidad-alternativa

La buena actitud nos ayuda a cargarnos de energía positiva, nos hace mantener en nuestras mentes pensamientos que se encuentran alineados con lo que queremos y con la posibilidad de materializarlo y desconozco si efectivamente el universo conspira para darnos aquello que predomina en nuestra mente o nuestra capacidad creadora infinita es la única responsable, pero sin duda mientras creemos que podemos, sencillamente llegamos.

Por el contrario, cuando tenemos una actitud derrotista, pesimista, cuando ni siquiera podemos plantearnos algún proyecto, meta o menos aún un sueño, porque nos encargamos de derrumbarlos antes de darle forma, los resultados que obtenemos están ligados a las cadenas de pensamientos que predominan en nuestra mente, que nos hacen sentir que no somos capaces, que la vida nos colocará alguna traba, que no tenemos recursos suficientes y así todos nuestros miedos toman poder y nos atan a la única realidad que sabemos manejar, que está asociada al conformismo, al fracaso, al estancamiento.

Centro del universo

Luego, considerando los resultados, ¿no parece ser mejor negocio utilizar nuestra mente para favorecernos? Pensar que somos capaces, que tenemos lo necesario y que si alguna fuerza externa, superior o el infinito universo, efectivamente tiene la capacidad de intervenir en nuestros procesos, lo hará para favorecernos, para ubicarnos donde efectivamente debemos estar, resultará simplemente positivo.

Siempre que nuestra actitud sea positiva, vamos a obtener los mejores resultados posibles, considerando las variables asociadas a los diferentes escenarios. Luego, como decía nuestro querido Albert Einstein:

Hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro.

 

CUNIVERSO

Creer a nuestro favor, es la manera más sencilla y efectiva de ayudarnos. Entre la paranoia (el pensar que todo está en tu contra) y la pronoia (el pensar que todo está a tu favor), elige siempre la pronoia.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet