Cuando amas es difícil decir no, pero algunas veces será absolutamente necesario

La mayoría de las personas tiene ciertas limitaciones para decir que no, sin importar en las condiciones que se encuentren, por lo general terminan accediendo a ejecutar acciones con las que necesariamente se sienten a gusto. Pero cuando es un no que deben dirigirlo a una persona que aman, por lo general presenta muchas más limitaciones para manifestarse.

Debemos aprender a ser asertivos, a comunicarnos de manera adecuada y oportuna, a entender que hay cosas que podemos aceptar, inclusive si no nos sentimos muy agradados con la idea, pero por producto de acuerdos y negociaciones, mientras no afecten de manera importante nuestro bienestar y que nunca atenten contra nuestra dignidad o amor propio.

las-buenas-personas-tenemos-derecho-a-decir-basta (1)

Decir que no, cuando lo sentimos oportuno, nos va a permitir establecer límites ante los demás, inclusive ante aquellas personas que amamos, un sí que nos comprometa o nos perjudique no es una muestra de amor hacia alguien más, es una muestra de desamor y de falta de respeto con nosotros mismos.

Es importante contribuir con la felicidad de quienes nos rodean, podemos y debemos sentir una gran satisfacción en dar a quienes amamos todo lo que esté a nuestro alcance, generarle sonrisas, procurarles bien. Sin embargo, el complacer a los demás no puede nunca ser sinónimo de sacrificio personal, nunca debe desencadenar en nuestras vidas ningún tipo de efectos contraproducentes y mucho menos afectar la proyección de nuestros planes o cumplimiento de nuestros sueños.

decir adios

A muchos nos gustaría que la vida de los demás girara en torno a nosotros, ser el centro de atención de nuestros seres queridos, no terminar de decir algo cuando ya nos estén complaciendo, sin embargo, es bastante egoísta pensar de esa manera. La vida debe estar llena de equilibrio, debemos estar capacitados para dar y para recibir, así como para entender que recibiremos en respuesta muchos no y que ello no estará relacionado con el cariño o el amor que sientan hacia nosotros.

Muchos en nombre del amor manipulan y no aceptan un no por respuesta, y otros del otro lado relacionan un no con desamor, con desinterés, sin considerar que cada quien tiene sus preferencias, sus prioridades, sus límites y sus maneras de ejecutar sus cosas, por lo que no debemos bajo ninguna circunstancia forzar a quienes nos aman a actuar en contra de lo que quieren.

decir-a-dios-2 (1)

Mientras más amemos, más capaces de respetar un no por respuesta seremos.