Consejos que te harán conectar con tu parte espiritual

“No somos seres humanos con una experiencia espiritual. Somos seres espirituales con una experiencia humana. ― Pierre Teilhard de Chardin”

 

Muchos desconocen esa parte de sí mismos que en realidad es la que trascenderá más allá del tiempo y de las dimensiones físicas. Nuestra parte espiritual es la que le da vida a nuestra parte física, por un periodo de tiempo que se supone ha sido suficiente para alimentarnos con lo que necesitábamos, aprender y aportar lo necesario.

Si queremos conectar con nuestra parte espiritual podemos seguir estas recomendaciones:

Vivir el momento presente:

vivir-con-el-corazón-roto-es-respirar-a-pedazos-1jpg

Estar atentos al momento presente nos permite callar nuestra mente, que normalmente nos mantiene aislados de nuestra verdadera esencia, haciendo tanto ruido que no logramos percibir su presencia.

Creer en uno mismo:

Saber que tenemos todo el poder creador dentro de nosotros mismos nos permite confiar en nuestras capacidades, en nuestro potencial y saber que lo que nos propongamos lo podemos lograr.

Ayudar a los demás:

niños-con-cazamariposas-atrapando-la-luna

Si algo nos hace aflorar nuestra esencia es ayudar a quien lo necesite, sin esperar un reconocimiento o algo a cambio, solo por el simple placer de colaborar y hacer el bien a quien podamos.

Perdonar:

Liberarnos de rencores y de culpas nos da libertad, nos permite andar ligeros de equipaje, sin ataduras que nos vinculen a un sufrimiento permanente.

Amarnos y respetarnos:

Saber cuáles son nuestros límites, cuidarnos y no permitir que nos vulneren también es parte de la consciencia que tomamos para conectar con nuestra parte espiritual.

Entender que todo cambia:

mujer-con-lirios-amarillos

Concientizarnos de que nada es permanente, que los cambios van y vienen y que podemos pasar de la dicha a la tristeza en un momento, nos permite valorar cada momento y no aferrarnos a nada.

Meditar:

La conexión que logramos a partir de la meditación es la que nos hace tomar consciencia de lo que somos realmente, más allá de lo que vemos e incluso que sentimos. Meditar es abrir un canal de comunicación entre lo que somos y lo que creemos ser.

Alimentarse sanamente:

Acá no hablamos solo de comidas, sino de cualquier cosa de la cual nos alimentemos: información, personas, energías, etc. Seleccionemos lo mejor para nuestro ser de manera integral.

Amar y dejarse amar:

Este es nuestro fin principal aquí, aprender a amar, a dar, sin condiciones, otorgando de nosotros lo mejor y procurando el mayor bien posible para nuestros seres amados. Dejarnos amar, también debemos aprenderlo, valorando a todo aquel que quiera ofrecernos un lugar en su corazón.

Conectar con nuestra parte espiritual no es difícil, solo debemos reconocer su presencia y estar atentos a sus manifestaciones. Las recomendaciones dadas nos ayudarán a abrir nuestros sentidos esenciales y darle participación consciente a esa parte de nosotros que procura siempre llevarnos por el mejor camino.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet