Rincón del TibetRincón del Tibet

COLGANTE TIBETANO CON TURQUESA OM MANI

COLGANTE TIBETANO CON TURQUESA OM MANI Zoom

Promo

COLGANTE TIBETANO CON TURQUESA OM MANI

Precio regular: € 20,00

Promo: € 10,00

Colgante tibetano conel matra Om Mani Padme Hum.
De turquesa y alpaca
Medidas: 4,2 x 1,1 cm

Durante la antigüedad fue muy utilizada  por sus propiedades mágicas.

Para los aztecas era la “piedra de los dioses” Los antiguos egipcios, con la turquesa confeccionaban tanto sus adornos como sus amuletos. El famoso escarabajo, por ejemplo, se elaboraba con este mineral, y los “pectorales”, como el encontrado sobre la momia de Tutankamon, estaban elaborados en oro cincelado con incrustaciones de turquesa y otras piedras preciosas. Los árabes la denominaban “piedra de la suerte” y en Asia Central lo consideran un importante amuleto que simboliza el valor y la esperanza.

A nivel físico: Expulsa del cuerpo las toxinas nocivas. Purifica la sangre, por lo que está indicada para el tratamiento de trastornos circulatorios. Es recomendable para los que sufren de dolores de cabeza, migrañas, cefaleas; así como dolores musculares. Estimula la pituitaria de un modo beneficioso, y aumenta la capacidad de memoria.

Es una piedra excelente para tratar estados de agotamiento, depresión o ataques de pánico. Es conocida como la piedra de la alegría y el bienestar. La Turquesa es una piedra de purificación. Disipa las energías negativas y limpia las radiaciones electromagnéticas.

Quien posea una turquesa jamás tendrá necesidades ni apremios económicos
La turquesa es el símbolo de la amistad. Si fuera dada una turquesa por un amigo, esa piedra protegería al portador contra energías negativas, y traería buena fortuna. También traía paz al hogar.

Está muy estrechamente ligada con el éxito y la buena suerte porque posee grandes poderes para proteger a su portador contra el fracaso. Además nos preserva contra la pobreza según canta un dicho popular que asegura que “la mano que lleva una turquesa no conoce nunca la pobreza”.


La turquesa Tibetana, tiene propiedades adicionales. Pues sus tonalidades verdes le confieren unas características ligeramente diferentes, como su particular utilidad para curar bloqueos del chacra de la garganta y la expresión reprimida. Remontando tu capacidad sanadora y limpiadora hasta el más profundo origen del problema;.
La Turquesa se puede situar en cualquier lugar, pero especialmente sobre la garganta, el tercer ojo y el plexo solar.